La Esperanza Summer 2020 Edition

¿Qué es la Violencia Doméstica y Agresión Sexual?

La violencia doméstica (VD), también llamada violencia de pareja íntima, abuso doméstico o abuso de relación es un patrón de comportamientos utilizados por una pareja para mantener el poder y el control sobre otra pareja en una relación íntima. La VD no discrimina. Cualquier persona de cualquier raza, edad, orientación sexual, religión o género puede ser víctima, o autor, de ella. Puede sucederles a personas que están casadas, que viven juntas o que están saliendo. Afecta a personas de todos los niveles socioeconómicos y niveles de educación.

La VD incluye comportamientos que dañan físicamente, despiertan miedo, evitan que una pareja haga lo que desean o los obligan a comportarse de la manera que no quieren. Incluye el uso de violencia física y sexual, amenazas e intimidación, abuso emocional y privación económica. Muchas de estas formas diferentes de VD pueden ocurrir en cualquier momento dentro de la misma relación íntima.1 La agresión sexual (AS) es un acto en el que una persona toca intencionalmente sexualmente a otra persona sin el consentimiento de esa persona, ocasiona u obliga físicamente a una persona a participar en un acto sexual contra su voluntad. Es una forma de violencia sexual, que incluye la violación (penetración forzada vaginal, anal u oral o agresión sexual facilitada por drogas), a tientas, abuso sexual infantil o la tortura de la persona de manera sexual.2

El diagrama de Poder y Control producido por el Centro Nacional de Violencia Doméstica y Sexual es una herramienta utilizada para comprender el patrón general de conductas abusivas y violentas que se utilizan para establecer y mantener el control sobre la víctima. A menudo, uno o más incidentes violentos están asociados con estos otros tipos de abuso representados en la imagen 1.

Poder y Control

Obtenida del: Domestic Abuse Intervention Programs
www.theduluthmodel.org

Efectos en la Salud Debido a la Violencia Doméstica y la Agresión Sexual

Los efectos de la violencia son graves y pueden afectar tanto a la víctima en la salud física y mental de sus familias. Además de las lesiones inmediatas del asalto, las víctimas maltratadas pueden sufrir dolor crónico, trastornos gastrointestinales, síntomas psicosomáticos y trastornos alimentarios. Aunque el abuso psicológico a menudo se considera menos grave que la violencia física, los proveedores de atención médica y los defensores de todo el mundo reconocen cada vez más que todas las formas de VD tienen efectos devastadores en la salud física y emocional. La VD se asocia con problemas de salud mental como ansiedad, trastorno de estrés postraumático y depresión. Las mujeres que sufren abuso tienen un mayor riesgo de embarazos no planificados o tempranos y enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH / SIDA. Como víctimas de traumas, también corren un mayor riesgo de abuso de sustancias y suicidio. Según un estudio de EE. UU., las mujeres que sufren abuso de pareja íntima tienen tres veces más probabilidades de tener problemas ginecológicos que las mujeres no abusadas.3 La violencia y el abuso afectan no solo a las mujeres involucradas sino también a sus hijos, familias y comunidades. Estos efectos incluyen daños a la salud de un individuo, posiblemente daños a largo plazo a los niños y daños a las comunidades, como la pérdida del trabajo y la falta de vivienda.4 Las víctimas de VD y AS también pueden verse afectadas en otras áreas de su vida diaria, como su incapacidad para trabajar, asistir a la escuela o quedarse en sus hogares debido al temor de ser asaltadas nuevamente, lo que puede provocar pérdida de trabajo y la inestabilidad financiera.

El Rol de los(as) Promotores(as) de Salud Trabajando con Sobrevivientes de Violencia Doméstica /Abuso Sexual

Los abusadores a menudo aíslan a las víctimas de sus familiares, amigos y recursos, lo que hace que una visita a un médico, clínica de salud, sala de emergencias u otros servicios que pueda salvar sus vidas sea increíblemente difícil para las víctimas. A través de su trabajo en la comunidad, los Promotores(as) de Salud pueden llegar a las víctimas que necesitan asistencia y ofrecer sus servicios. Los Promotores(as) de Salud son miembros confiables de la comunidad y ofrecen su conocimiento y apoyo para alentar y educar a las víctimas de VD y/o AS. Los Promotores(as) de Salud pueden alentar y ayudar a las víctimas a denunciar el abuso, recibir asesoramiento, atención médica, unirse a grupos de apoyo y solicitar los beneficios necesarios para ellas y/o sus hijos. Los Promotores(as) de Salud de la Comunidad ayudan a proporcionar servicios y referencias a miembros de la comunidad que pueden no haber tenido acceso a los servicios debido a sus áreas de vida rural, estado migratorio, barreras de idioma, transporte o conocimiento de los servicios. Los Promotores(as) de Salud pueden proporcionar referencias a organizaciones locales que pueden ayudar a las víctimas con representación legal.

Un ejemplo de este trabajo es El Arte de Sobrevivir, un programa basado en el sur de Texas que promueve relaciones saludables y provee educación sobre la violencia de la pareja íntima a través de la educación proporcionada por los Promotores(as) de Salud. El enfoque principal del programa es brindar apoyo a mujeres Latinas de bajos ingresos e hispanohablantes, y tiene como objetivo eliminar las barreras en los servicios para sobrevivientes de VD y/o AS a través de actividades de alcance, referencias para servicios y grupos de apoyo basados ​​en el arte.5 En las comunidades Latinas, la VD y AS dentro de una relación es un tema que no se discute con frecuencia.

Si bien es una táctica común para un abusador aislar a la víctima, el aislamiento de la víctima en la comunidad Hispana puede verse intensificado por una barrera del idioma. La falta de dominio del inglés puede resultar en que las víctimas no sepan adecuadamente qué tipos de recursos están disponibles para ayudarles a abandonar sus relaciones abusivas. Un conocimiento limitado de inglés puede suponer una barrera para que la víctima entienda exactamente qué implican los servicios y cómo acceder a ellos. Además, es importante tener en cuenta que el alcance comunitario y la educación para las víctimas de violencia doméstica de habla Hispana es casi inexistente. Pocos materiales se crean específicamente para las mujeres Latinas o incluso se traducen al español, lo que hace que la barrera del idioma sea mucho más real y difícil de superar.6

    1. Abuse Defined. (n.d.). Retrieved from https://www.thehotline.org/is-this-abuse/abuse-defined/
    2. Sexual Assault. (n.d.). Retrieved from https://www.rainn.org/articles/sexual-assault
    3. Health Effects of Domestic Violence. (n.d.). Retrieved from http://www.stopvaw.org/health_effects_of_domestic_violence
    4. Health effects of violence. (2019, January 30). Retrieved from https://www.womenshealth.gov/relationships-and-safety/effects-violence-against-women
    5. El Arte de Sobrevivir: CHW Domestic Violence Prevention. (n.d.). Retrieved from https://mhpsalud.org/el-arte-de-sobrevivir
    6. Barcaglioni, J. (n.d.). Domestic Violence in the Hispanic Community. Retrieved from https://www.safeharborsc.org/blog/safe-harbor-voice/domestic-violence-in-the-hispanic-community

Testimonio de una Promotora de Salud

Lorena Ramírez trabaja como Promotora de Salud para MHP Salud en el estado de Tejas. Lorena cuenta con 5 años de experiencia de los cuales lleva 3 años trabajando en el programa de Voces Unidas que se enfoca en VD y AS.

Lorena conoce a posibles participantes a través de alcance a la comunidad, ferias de salud, líderes comunitarios, participantes pasados y otras organizaciones y así forma grupos de apoyo para víctimas de VD. El programa consiste en ocho sesiones. Cada sesión contiene un tema diferente, reflexiones y una actividad relacionada a la sesión. “[Cada actividad tiene un propósito para sanar y empoderar a las participantes]” El programa se enfoca en mujeres mayores de 18 años, víctimas directas o víctimas secundarias de VD, SA, acoso y/o asecho.

“[Yo soy como ellas, soy parte de la comunidad, me identifico con mis participantes y sienten un lazo de confianza conmigo, Yo soy empática con ellas, las escucho, las miro a los ojos y tomo mi tiempo con cada una, cada caso es diferente y requiere diferentes recursos. Somos portadoras de buenas nuevas y buscar recursos que ellas realmente necesitan]”

Lorena explica que las barreras más comunes en la comunidad en cual sirve son el miedo de perder estabilidad económica, miedo de perder custodia de sus hijos por su estatus migratorio y miedo a ser afectadas por la carga pública. Mujeres con edades avanzadas les puede afectar la idea de empezar de nuevo. Otras barreras dentro de la comunidad son las parejas de las participantes que no quieren que asistan a las sesiones de educación, algunas mujeres no se identifican como víctimas y ven su situación como algo normal. Las participantes también pueden tener temor a la barrera de idioma y desconfianza a los recursos locales.

“[Como promotoras de salud, somos como el puente entre la comunidad y los recursos útiles aplicables a cada caso individual. A mí me da mucho gusto que mis participantes logren sus metas, logren sus sueños, se valoren a sí mismas]”

Lorena Ramirez , Community Health Worker

Sentarse o Levantarse

Dinámica

Una dinámica es una actividad o juego con un propósito específico, como conocerse, aprender nueva información, revisar lo que se aprendió, generar nuevas ideas o simplemente hacer que un grupo se mueva.

Recursos: Sillas y lista de declaraciones.                                                Duración: aproximadamente 20 minutos

Instrucciones

  1. (Preparación previa) Haga una lista de declaraciones relacionadas con el grupo o tema de la capacitación. Cada declaración debe comenzar con las palabras “Yo Pienso”.
  2. Dé tiempo para organizar las sillas en un círculo e invite a los participantes a sentarse.
  3. Lea la lista de declaraciones una por una. Después de leer cada declaración, pídales a todos los que estén de acuerdo con la declaración que se pongan de pie. Espere unos segundos y luego pídales a todos que se sienten.
  4. Al final de la sesión, pregunte si alguien se siente diferente sobre el tema ahora que al principio de la sesión.
  5. Proporcione información relacionada con el tema para dirigir la discusión grupal.

Esta dinámica está destinada a estimular a los participantes y a pensar sobre el tema de la sesión de ese día. También se puede usar al final de la sesión como una forma de repasar lo aprendido y discutido. Es común que los participantes cambien si están de acuerdo o en desacuerdo con una declaración después de haber aprendido más sobre el tema.

Implementation Example:

Dinámica Sentarse o Levantarse para Sesión de Violencia Doméstica/Agresión Sexual

Moderador:

Primero, todos por favor siéntense en un círculo.

A continuación, voy a leer una lista de declaraciones. Después de leer cada declaración, si está de acuerdo con la declaración, levántese. Está bien si no sabe la respuesta, estos son todos los temas que vamos a discutir hoy. Después de cada declaración, siéntese nuevamente y espere a que se lea la siguiente declaración en voz alta.

Ejemplo de Declaraciones:

  1. ¿La violencia doméstica sólo ocurre dentro de las parejas casadas?
  2. ¿La violencia doméstica sólo afecta a las mujeres?
  3. ¿La violencia doméstica no tiene víctimas secundarias?
  4. ¿El acecho no es una forma de abuso?

(Una vez completada la actividad, pregunte lo siguiente:) ¿Alguien se siente diferente sobre el tema ahora que al principio de la sesión? ¿Hay alguna pregunta antes de comenzar a aprender más sobre este tema? (Abra y dirija la discusión) hablemos más sobre los puntos principales acerca de la violencia doméstica.

Recursos

La Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica proporciona recursos a coaliciones estatales y organizaciones nacionales que abordan la violencia doméstica. Para acceder a esta lista, visite aquí.

La Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica (NCADV) ofrece una lista completa de recursos de violencia doméstica para quienes trabajan con víctimas y sobrevivientes de violencia doméstica. Para acceder a esta lista, visite aquí.

Visitar nuestras páginas

MHP Salud Logo
MHP Salud Home Page

Is your organization interested in starting or strengthening a CHW program? Click here to see how we can help you.

HRSA Disclaimer

This program is supported by the Health Resources and Services Administration (HRSA) of the U.S. Department of Health and Human Services (HHS) as part of an award totaling $617,235 with 0 percent financed with non-governmental sources. The contents are those of the author(s) and do not necessarily represent the official views of, nor an endorsement, by HRSA, HHS, or the U.S. Government. For more information, please visit HRSA.gov.

MHP Salud Disclaimer

All content found in MHP Salud materials, including websites, printed materials, photos, graphics or electronic content, unless otherwise cited, credited or referenced, were created by MHP Salud and are the organization’s intellectual property. As such, they are not to be used without the permission of MHP Salud and, if permission is granted, is to be cited appropriately with name and/or logo as designated by the permission granted by MHP Salud in addition to any other condition listed in permission.