Una entrevista con cuidadoras Latinas de adultos mayores

Published October 2021 | Read this article in English.

Personal de MHP Salud comparten sus experiencias como cuidadoras durante la pandemia de COVID-19: por qué lo hacen, los desafíos, y la alegría.

Encargarse del cuidado de un ser querido adulto mayor es posiblemente una de las tareas más desafiantes que alguien podrá enfrentar en su vida. En MHP Salud, nuestro personal por experiencia propia lo difícil que puede ser, especialmente mientras trabajan tiempo completo en durante una pandemia. Nos sentamos para platicar con dos empleadas de MHP Salud, las cuales están cuidando de sus padres mayores, Mónica Calderón, una Especialista de Recursos para Promotores de Salud, y Mónica García, una Directora de Programas. Por medio de nuestra conversación, echamos un vistazo a lo que ha sido para ellas como cuidadoras Latinas y que han aprendido de sus experiencias.

¿Cuáles factores las influyeron a ser una cuidadora de sus seres queridos mayores?

Tomar la decisión de cuidar a un ser querido mayor es a menudo influido por su crianza y cultura, pero puede haber otros factores al tomar esta decisión. Dentro de la comunidad Latina, ser el/la cuidador(a) primario(a) de sus padres u otros miembros de la familia mayores de edad es la norma cultural. El termino Familismo refiere al valor cultural de poner la familia antes del individuo y se puede ver en la preferencia para el cuidado familiar entre latinos.

Al hablar sobre lo que le influyo a cuidar de sus padres, Mónica García compartió que su identidad como “Fronteriza,” toma un papel grande en porque ella cuida a sus padres mayores. Ella explico que este término es usado para describir a alguien que personifica los dos idiomas y culturas y se mueve fácilmente entre ellos.

Al describir como se siente ser una americana de primera generación de padres inmigrantes, se describe, “…llevamos un sentimiento fuerte de responsabilidad para el cuidado de nuestras familias. Al ver los desafíos que nuestros padres o abuelos enfrentaron para darnos las oportunidades que ellos no tuvieron, es la motivación de muchos americanos de primera generación, como yo, llevamos en el cuidado de nuestros padres mayores… este sentimiento de responsabilidad es lo que hemos visto, la idea que, en el tiempo de necesidad, como una familia estamos aquí para apoyarnos.”

Aunque ella siempre ha sido cercana con sus padres, Mónica García se fue de la casa por perseguir una educación superior. Ella explico que, como la hija mayor, era su deber ser mejor para la familia. Ella dice, “las luchas de mis padres se volvieron mías, y quise una mejor vida para ellos y los sacrificios que hicieron por mí y mis hermanos… lo que significa para mí fue obtener una educación superior en otra ciudad. La educación fue una motivación muy importante para mis padres. Los dos tienen una educación de sexto grado, y su empuje para obtener las mejores oportunidades vienen de sus experiencias y la falta de ellas. Ahora que están envejeciendo, tengo un fuerte sentimiento de responsabilidad de su bienestar y cuidado.”

Mónica Calderón compartió sus influencias distintas en su decisión de cuidar de sus padres. Ella explica “es un poco diferente para mí, soy la hija del medio y también cuido a mi hijo adolescente.” Estar intercalada entre cuidar los padres mayores e hijos menores es común en hogares latinos. Ella sigue al explicar que sus dos padres trabajaron tarde en la vida; su mama se jubiló a los 72 años, mientras su papa se jubiló un poco más joven por su salud. Al principio, sus padres vivían con uno de sus hermanos, pero cuidar de sus padres y manejar el cuidado de los niños fue difícil para esa persona. Mónica explicó, “vi a mi mama batallar cuidando a mi papa, así que ofrecí ayudar. Les pregunte que si quisieran convivir conmigo… y han estado conmigo 7 años ya.” Mientras han vivido juntos, ella ha visto de cerca como el envejecimiento ha afectado a sus padres, “mis padres son más activos [que otros], pero ha sido difícil verlos lentamente perder su independencia.”

Es común en la comunidad Latina ver adultos mayores los cuales han hecho grandes sacrificios para sus familias luego quedarse con pocos recursos económicos mientras envejecen, y eso puede ser difícil para sus cuidadores los cuales a menudo toman la responsabilidad de proveer financieramente para los miembros de la familia. Las dos mujeres compartieron los desafíos que vienen con cuidar a los adultos mayores que inmigraron más tarde en sus vidas. Como explica Mónica García, “mis padres reciben ingresos del seguro social, pero no es suficiente para sobrevivir sin contribuciones de mí parte y mis hermanos.” Calderón estuvo de acuerdo, diciendo “mis padres pudieron planear para su jubilación y tienen beneficios médicos, pero vi una situación similar con mis abuelos. Mis abuelos les falto cuidado, recursos médicos, y apoyo, y siento que ellos pudieron haber vivido más tiempo si tuvieran más apoyo. No quiero ver que se repita con mis padres.”

¿Cómo ha sido cuidar de sus seres queridos mayores durante el COVID-19?

Como se puede imaginar, cuando llegó COVID-19 y las ordenes de mantenerse en casa se pusieron en marcha, todo cambio para ambos adultos mayores y sus cuidadores. En la comunidad latina, es común que los cuidadores vivan con sus seres queridos mayores, y ese cambio trajo nuevos desafíos para todos.

Mónica García explicó que eso fue un gran golpe para todos porque viven juntos y comparten un espacio. Dentro de su hogar, cada persona era muy independiente antes del COVID-19. Cuando las restricciones fueron puestas, no poder interaccionar con otros por medio de actividades como asistir a misa o dar clases afecto la salud mental de todos; ellos ya no tuvieron acceso a las actividades que les daban un sentido del propósito, bienestar, y oportunidades para el autocuidado.

Mónica Calderón señaló que cuando cuidamos a los que queremos, nunca dejamos de preocuparnos por su bienestar. Para ella, eso fue algo que ambos ella y sus padres experimentaron durante la pandemia.

Como muchos americanos, Mónica Calderón, perdió su trabajo, lo que causo que sus padres se preocuparan y prestar atención al bienestar de Mónica, en vez de el de ellos mismos. Mónica intentó mantener sus padres enfocados en su propia salud y necesidades mientras lidiaba con sus propios desafíos. Durante ese tiempo, Mónica decidió volver a la escuela, algo que sus padres siempre la animaron a hacer. De hecho, ella estuvo inspirada en seguir su educación por su papa, quien había regresado a la universidad más tarde en su vida. Ver a Mónica tomar estos pasos ayudo a sus padres no preocuparse tanto por ella.

Sin embargo, como continúo desarrollándose el COVID-19 y más noticias sobre los riesgos para adultos mayores de enfermarse gravemente fueron publicadas, su preocupación por la salud de sus padres creció. Ella explicó que ella empezó a “criar” a sus padres para protegerlos de estar expuestos al virus, pero ella tuvo que aprender a “soltar y dejarlos ser,” que fue difícil.

¿Ha usado algún servicio comunitario o público para ayudarse?

A lo largo de la pandemia, la presentación de atención medica ha tenido que cambiar, y vimos incrementar el uso de servicio de telesalud entre proveedores. Mónica García compartió que sus padres tuvieron muchas de sus citas médicas por el teléfono o videollamadas. Sin embargo, ella señaló que existe mucha divisoria digital para la comunidad de adultos mayores hispanos/latinos. Sus padres tuvieron dificultades adaptándose a servicios de telesalud y ella tuvo que estar presente para ayudarles a conectarse con su equipo de salud.

Mónica Calderón tuvo una experiencia similar con sus padres. Como una Promotora de Salud (CHW por sus siglas en inglés), ella ha podido conectar muchas familias a los servicios que necesitaban con facilidad y rápidamente. Ella expreso que pensó que iba a ser fácil para ella encontrar los recursos para sus padres debido a su experiencia; sin embargo, ella encontró su experiencia con los servicios públicos muy frustrante.

Tanto Mónica García como Mónica Calderón expresaron que tan difícil es para adultos mayores en la comunidad encontrar los servicios para los que califican y necesitan. Como Mónica García expreso, la sociedad no es muy amigable para los adultos mayores. Sin embargo, las dos están de acuerdo que los Promotores de Salud pueden ayudar cerrar la brecha entre la comunidad que envejece y los servicios disponibles.

¿Ha podido encontrar tiempo para usted misma durante ese tiempo? Si es así, ¿que hizo?

Hay diversas maneras en que la gente se acerca a el autocuidado, lo cual se ha convertido en un tema central durante la pandemia de COVID-19. Para muchos, puede ser algo simple como tomar un café en silencio. Sin embargo, el termino autocuidado puede tomar una significancia totalmente diferente para cuidadores. Cuidadores dedican la mayoría de su tiempo a otros y la idea de tomar una porción de su día para ellos mismos se puede sentir casi imposible. Cuidadores hispanos reportan tener tasas más altas de aislamiento social, efectos negativos en su salud física y emocional, y depresión.

Es muy importante que cuidadores tomen tiempo para ellos mismos para abordar sus necesidades de salud física y mental porque, como Mónica García expresa, “Entre más se aprecia uno a si mismo/a, mejor podrá cuidar a los demás. Si no, no tiene nada para dar.” Ella compartió que empezó a cultivar un jardín durante la pandemia porque conectándose a la tierra ha sido una parte importante de cuidarse a sí misma. Además, ella dijo que estuvo inspirada por su mama para correr de nuevo.

Antes de la pandemia, Mónica Calderón se mantenía ocupada enfocando en proveer servicios comunitarios y seguir dando a los demás sin pensar mucho en tomar tiempo para ella misma para nada. Cuando ocurrió el cierre de emergencia, ella empezó a enfocarse más en ella misma y sus estudios, lo que fue gratificante. Ella dijo, “siempre hablamos sobre ‘autocuidado,’ pero no nos damos cuenta de que tanto lo necesitamos hasta que nos vemos verdaderamente, y eso no pasa hasta que estamos forzados en parar.” Para Mónica Calderón, los primeros meses la hizo realizar que tanto se había descuidado en sí misma y que tanto necesitaba ese autocuidado. Como resultado de esto, ella ha empezado hacer ejercicio lo más que se pueda.

¿Cuál fue la experiencia más positiva o gratificante que tuvo durante este tiempo con sus seres queridos?

Aunque puede ser difícil estar forzados aislarse juntos por mucho tiempo, veamos el lado positivo. Mónica García expresa la cercanía pudo llevar a cabo con sus padres. Ella dijo que ha podido aprender muchas cosas sobre ellos que no supo anteriormente como resultado de este tiempo que han compartido juntos. Ella añadió que ahora tiene muchas memorias con ellos que siempre va a valorar.

Mónica Calderón comparte que ella tuvo una experiencia parecida con sus padres durante la pandemia. Ella comparte que, durante su niñez, ella siempre tuvo otra persona cuidándola porque sus padres trabajaban horas largas, entonces no tuvieron mucho tiempo juntos. Ahora, la pandemia les ha dado la oportunidad para que ellos pasen más tiempo juntos, y ella esta agradecida por poder disfrutar de la compañía de sus padres.

Las dos están de acuerdo que este tiempo no tiene precio y ha dado la oportunidad de conocer mejor a sus padres. Tiempo de calidad no siempre es posible con los desafíos diarios, pero ha sido una de las cosas buenas que ha salido de esta pandemia para muchos de nosotros, especialmente cuidadores.

Poner todo junto.

Cuidando de un ser querido mayor en la comunidad latina es a menudo la expectativa, y se puede sentir como un llamado de deber; cuidadores latinos pueden sentir un sentimiento del propósito y responsabilidad en esta tarea. El COVID-19 ha traído muchos desafíos nuevos a cuidadores familiares; por eso, tomar tiempo para cuidarse a sí mismo/a es esencial, porque así solo puede mejorar su habilidad para cuidar a alguien más. Como compartieron nuestro personal de MHP Salud en sus reflexiones, durante estos tiempos difíciles, nacieron experiencias hermosas, y oportunidades surgieron para que las familias crecieran aún más. 

¿Está interesado/a en aprender más sobre cómo se puede apoyar a los adultos mayores hispanos/latinos y sus cuidadores? Registrarse para nuestras llamadas de asistencia técnica bimensuales o escribe a spatrick@mhpsalud.org para asistencia técnica individual.

Registrarse

This project was supported by the Administration for Community Living (ACL), U.S. Department of Health and Human Services (HHS) as part of a financial assistance award totaling $255,124.00 with 75 percentage funded by ACL/HHS and $85,949.42 amount and 25 percentage funded by non-governmental source(s). The contents are those of the author(s) and do not necessarily represent the official views of, nor are an endorsement, by ACL/HHS, or the U.S. Government.

Blog Topics

Cómo iniciar conversaciones de Planificación Anticipada de Decisiones con adultos mayores hispanos: Una guía para profesionales de la salud

Esta guía tiene como objetivo ayudar a los profesionales de la salud a comprender mejor cómo entablar conversaciones con adultos mayores hispanos sobre la planificación anticipada de decisiones PAD.

Download Here

¿Está interesado/a en aprender más sobre cómo se puede apoyar a los adultos mayores hispanos/latinos y sus cuidadores? Registrarse para nuestras llamadas de asistencia técnica bimensuales.

Registrarse